XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

refugios




















Vuelvo al mundo del roce mínimo
(heroica nada)
a un puente de miradas errantes
todas heridas de invierno.

10 comentarios:

Dani Moscugat dijo...

Increíble, pero qué breve y que maravilloso este poema, María.
Un besote.

Ro dijo...

Siempre que te leo, tengo la sensación de que sos de cristal.
El poema es tan intenso y fuerte! y magistralmente escrito.
Un besito, pequeña María.

Trescaídas dijo...

Lo que más me gusta de estos poemas, María, es que siempre me cuesta trabajo encontrar la palabra justa para explicar lo que me provoca leerlos. Supongo que eso es la poesía: desafío del lenguaje. Esa, al menos, la poesía que me gusta a mí. Como la tuya.
Abrazo.

Anónimo dijo...

...que tan bello

María dijo...

Dani: y sí…poemas breves, cortitos ya creo constituyen una forma de mi escribir.
Gracias.

María dijo...

Ro: ays...” tengo la sensación de que sos de cristal”… te diría mmm algo de eso habría.. aunque, –también- me pregunto si es bueno que sea sí o no tanto.. finalmente uno no puede contra los límites de la naturaleza no?… besos amiga, y gracias!

María dijo...

Tres caídas: Coincido con vos, la poesía es desafiar e interpelar al lenguaje.
Gracias por tus palabras.
Un abrazo.

María dijo...

Anónimo: gracias por leer y por el comentario al poema.

néstor dijo...

Manera tanguera de Volver, con heridas de invierno (buena imagen), sin heroísmos. Contundente el cortito.

un beso

María dijo...

Néstor:me gustó eso de "Manera tanguera de Volver", jaja, gracias por tu lectura.
un beso