XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

CAMPOS DE FLORES



unos días 

antes

.



TODOS SOMOS AYOTZINAPA



Performance por Ayotzinapa 


Actores de la Escuela Nacional de Arte Teatral (ENAT)








Atraviesa la calle




Madrid




Atraviesa la calle,
dicen que todo el barrio
y yo digo que nadie.

Pero escuchando, ansiando,
oigo en su mismo centro
el alma de tus pasos,
y me parece un sueño
que, sobre el empedrado,
alza tu pie su íntimo
sonido descansado.



Miguel Hernández ( 1910 - 1942 )


una política del mirar...





azulejitos en el techo



( me parece ser una estrella 
fugaz

o un ojo)




paseaje






Y mientras nada sé de vos
o de la pelusita 
que se filtra por la ventana
en días de otoño
roce de minivacío
que te interrumpe

no pienso llamarte muro
ni resorte desvencijado
ni fondo
de la larga noche oscura

sólo miro ausente
con el ojo pequeño,
escribo las contracturas
en arabescos de fuga.







plaza rosa




Me gusta ir a la ciudad de los barrios
voy y vengo de un lugar a otro, 
de una vidita a otra 
como si el tiempo no fuera 
un largo tragaluz velado.

I
Pequeña y descalza brinco
entre los cuadraditos aún rosados
de las baldosas de la plaza
de mi abuela, en calle Laprida.
Allí había aprendido
de las flores sin fin
los caminos arqueados
los pasos suaves.
Busco algún rastro (o resguardo)
pero la plaza está huérfana.
Cruzo mi mirada hacia el balcón
del primer piso del edificio
de enfrente para encontrarla.
Camino siguiendo el temblor
de mis piernas, el crujir
de unos tacos  bajando la escalera
hasta que un bocinazo
me paraliza al borde de la acera,
esperando señales.

El Back To Black de Amy Winehouse
del celular es real
en esta hora imprecisa.


Antonio Gramsci ( Cerdeña,1891 - Roma,1937)




 arbitrariedadfantasíaplacerlectura  






Carta nª 314 / de la Educación
27 junio 1932

Queridísima Tania, (...) Las cartas de Delio son interesantes, ¿verdad?, pero ¿qué significado tienen los versos sobre el agua primaveral con los que cierra su carta? (esto es, ¿con qué fin los ha transcrito, por qué quería que yo los conociese?). ¿Te parece bien que le enviemos la edición ilustrada italiana de Pinocho? (...) las ilustraciones no están bien logradas o al menos a mí me gustaban poco. De niño me había formado mi imagen de Pinocho y ver una materialización (del personaje) diferente a la de mi fantasía me irritaba y me rebelaba. Por eso me parece que ha estado bien que en Florencia no hayan dejado hacer el monumento a Pinocho; para los chicos florentinos habría significado la imposición, desde fuera, de una imagen normalizada que habría impedido toda fantasía arbitraria. Pero ¿no está en esa arbitrariedad de la fantasía el mayor placer de los niños al leer libros como Pinocho? (...)



Nicolás Guillén (Cuba, 1902-1989)



                  
Un poema de amor

No sé. Lo ignoro.
Desconozco todo el tiempo que anduve
sin encontrarla nuevamente.
¿Tal vez un siglo? Acaso.
Acaso un poco menos:
noventa y nueve
años.
¿O un mes? Pudiera ser.
En cualquier forma
un tiempo enorme, enorme, enorme.


Al fin, como una rosa súbita,
repentina campánula temblando,
la noticia.
Saber de pronto
que iba a verla otra vez, que la tendría
cerca, tangible, real, como en los sueños.
Qué explosión contenida!
Qué trueno sordo
rodándome en las venas,
estallando allá arriba
bajo mi sangre, en una
nocturna tempestad!
¿Y el hallazgo, en seguida? ¿Y la manera
de saludarnos, de manera
que nadie comprendiera
que ésa es nuestra propia manera?
Un roce apenas, un contacto eléctrico,
un apretón conspirativo, una mirada,
un palpitar del corazón
gritando, aullando con silenciosa voz.
Después
(ya lo sabéis desde los quince años)
ese aletear de las palabras presas,
palabras de ojos bajos,
penitenciales,
entre testigos enemigos.
Todavía
un amor de "lo amo"
de "usted", de "bien quisiera
pero es imposible"...De "no podemos,
no, piénselo usted mejor"...
Es un amor así,
es un amor de abismo en primavera,
cortés, cordial, feliz, fatal.
La despedida, luego,
genérica,
en el turbión de los amigos.
Verla partir y amarla como nunca;
seguirla con los ojos,
y ya sin ojos seguir viéndola lejos,
allá lejos, y aun seguirla
más lejos todavía,
hecha de noche,
de mordedura, beso, insomnio,
veneno, éxtasis, convulsión,
suspiro, sangre, muerte...
Hecha
de esa sustancia conocida
con que amasamos una estrella.


de Poemas de amor (1964)


de "Pliegues"



video



Voz callada
23.VIII.13




TANGAZO



BAHÍA BLANCA
CARLOS DI SARLI ( 1903-1960)



soroche






Otoño de 2013


Dejar de querer caminar.  
Permanecer sentada
en las escalinatas
de  la Iglesia de San Francisco
con una botellita
de agua mineral en la mano.
Mirar (admirar)
el equilibrio de  las cholas
paceñas andando erguidas
en sus polleras, mantillas coloridas 
y sombreros borsalinos.

Aprender a suspirar…
cuando el oxígeno no alcanza.




ejercicio 2





Foto: Olive Cotton



Panchar un hoja arrugada
decididamente indócil 
en la que mora el indicio 
de versos usurpados
(los poemas no se roban)


Intentar re-encontrar 
a fuerza de tibio aire 
la plenitud 
de tus huellas digitales.



ejercicio





trampa el orden, su ingenua
intención de encerrar
en un vaso el oceáno
  D.B.



Vaciar
en noche de viernes santo
un océano viciado
sin cielo,
de cables desheredados
(que acariciaba con la lengua)

Vacia/miento de vos,
ningún hueco
en dónde permanecer acurrucada
cuando estoy triste.







alita azul





(...) Cuando encontraban una niña, cortaban un pedazo de manguera azul y se la obsequiaban para que pudiese saltar la manguera. Así en todas las esquinas se vieron nacer hermosísimas burbujas azules transparentes, con una niña adentro que parecía una ardilla en su jaula. J.C.



anómala 
vos
que de grande seguiste siendo niña
y un día descubrís que significa serlo.
¡Ay, alita sin vaina! 
Seguías pegada al dibujo original.



ciudad sutil




El embrujo de una  ciudad binaria y triste
garuando una tarde entre las piedras
memorias de asedios y de disputas,
extrañamente inclinada
en un mar transparente.


ala























Buscaba que pinte
un baile de palabras
en el corazón. Un poema
que no entendiera
de compases regulares
Que inscribiera pulsos de la sangre
al estilo “Money” de Pink Floyd
un riff,
que supiera improvisar.
(No hubo
ala
de albatro.)