XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

paseaje






Y mientras nada sé de vos
o de la pelusita 
que se filtra por la ventana
en días de otoño
roce de minivacío
que te interrumpe

no pienso llamarte muro
ni resorte desvencijado
ni fondo
de la larga noche oscura

sólo miro ausente
con el ojo pequeño,
escribo las contracturas
en arabescos de fuga.







4 comentarios:

Jorge Curinao dijo...

Como cuando el silencio es posible
y las palabras empiezan a temblar.

María dijo...

entonces, habriá que cuidar a las palabras del silencio, o al silencio de las palabras...quizás.. Gracias por tu visita a mi blog y lectura!, Jorge, un abrazo

Jorge Curinao dijo...

Dejarlas quietitas hasta que un pájaro encuentre su canto.

María dijo...


hermosa imagen, gracias!