XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

days






















Hay días en que me separo de mí
silabeo nombres
describo paisajes
me salpico de sueños, tal vez.

Pero ahora que es domingo como antes
viene la tristeza -sabés- entonces
me desamparo en palabras, palabras
tan endebles
tan mías
que me verías en ellas
alguna noche triste,
queriendo inútilmente atravesar la niebla.

9 comentarios:

Adso dijo...

palabras más, palabras menos...

néstor dijo...

Y aun en esa niebla la palabra: guía.

En domingo, a falta de otros calores, nos habitan las palabras.

un beso.

Grandruida dijo...

efimera y sublime, tan noble como un gas

jugodemaracuya dijo...

Los domingos son terribles.

María dijo...

Adso: de eso se trata no, de palabras más, o menos. Gracias por tu visita, saludos.

Néstor: la palabra: guía… me guardo eso Néstor, gracias por este plus justo que hermosea mi poema.


Granduida: gracias por pasar y dejar tu comentario, prontito paso por tu blog a leer.


Jugodemaracuya: bienvenidoa liminal. Tenés razón, son terribles los domingos, aunque preferibles para mí a los “lunes otra vez”. Saludos, y gracias

Angel Castillo Fernández dijo...

Nada más triste que un domingo
con esta neblina tan limeña, con esta nostalgia tan tuya.

Trescaídas dijo...

María, tus poesías me dejan en la boca del estómago cosas que no sé cómo llamar. Se parece a la emoción.
Un abrazo grande.

María dijo...

Ángel: neblina limeña, qué buena imagen. Gracias por tu visita, saludos

María dijo...

Trescaidas: gracias por visitarme, por esto que decís de mis poemas.

Un abrazo también, saludos!