XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

en trance



































Ya no guerras,
ya no.
¿Cuál es el camino? ¿la palabra?
¿esperará?
¿Esperará el tiempo necesario
para ser escrita, y no doler?

Quiero desaparecer
hu(ir)
subirme al tren del destiempo
para evitar ver la caída
de mi única voz
y al final del camino (pienso)
acurrucada en un útero
esperar (no creo)
una música muy de adentro
que me recuerde la
paX,
algún verso tibio de amanecer.

7 comentarios:

Ro dijo...

Esperamos, constantemente esperamos... y si te ponés a pensar, todo está relacionado...
el último verso es perfecto.
Siempre es un gusto estar acá, pequeña María.
Un abrazo.

María dijo...

Ro: gracias por tus palabras y visita. Un abrazo

Anónimo dijo...

...eso duele

Roberto dijo...

muy hermoso...

María dijo...

Roberto: muchas gracias por leer y comentar. saludos

néstor dijo...

La tibieza de los versos del amanecer. Esos que no se caerán.
un beso

María dijo...

néstor: gracias!
un beso