XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

cotidianas

Me gusta mirar por la ventana mientras viajo en colectivo, contar los autos verdes que pasan e inventarle nombres a la gente. Cuando llueve (como hoy), jugar mi dedo en el vidrio empañado para contar las gotitas de agua o para dibujar nubes de distintos tamaños. También me gusta subir a las terrazas porque aunque no lo crean, las mejores historias siempre empiezan allí.

4 comentarios:

Dédalus dijo...

A veces los viajes en colectivo (como ahí los llamáis), como los que hago en tren, se me antojan una interminable sucesión de fotogramas en la que yo, casi sin pretenderlo, por el mero hecho de pensar, voy inventando historias.

Me ha gustado leer tu pequeño texto, María, tan delicadamente vernal...

Un abrazo.

néstor dijo...

Cómo anda María, tanto tiempo sin pasar por aquí. Sana tarea esta que realizás en los bondis. En mi caso, uso los colectivos como salón de lectura, jaja, siempre y cuando consiga asiento. Las terrazas son todo un tema, la altura me produce vértigo, por eso me construí una terraza virtual.

Aprovecho para agradecerte el link, sabés que es muy importante para mí.

Un beso.

néstor dijo...

El link de la revista. Bueno, los otros también.

María dijo...

Dédalus: viajo muy poco en tren, acá en Rosario no hay, y en Buenos Aires algunas veces, pero casi siempre parada!!! en esos casos la imaginación suele transformarse en codazos! (la única posibilidad de impedir empujones cuando se desborda en cantidad de pasajeros, cosa bastante frecuente lamentablemente)/ Gracias por tu lectura, seguimos leyendo, María


Néstor: sí... hacía bastante tiempo que no pasaba por acá !?!...leo lo de sala de lectura, y coincido con vos, el tema es conseguir asiento!!!
Sea como sea... terraza al fin.

Lamás médula está en mi blog porque es un lujo de revista literaria, porque jerarquiza mi blog, porque así la tengo cerquita para entrar a ella, y para quien vea y quiera, desde mi liminal, disfrutarla enterita.

Y sí: porque sé que muy importante para vos... te felicito también desde acá. Vamos por más entonces. (Mire que espero el próximo número que seguramente será imperdible).
Beso.