XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

nostalgia




















Ya no pierde pinturitas de colores
ni se mancha los dedos de tinta al llorar.

La niña extraviada encontró una
máquina de escribir

y le dio a sus poemas un giro retro.

6 comentarios:

Martín dijo...

"Y le dio a sus poemas un giro retro"

Una vez encontré una maquina de escribir en la casa de mi abuela, no me animé a usarla. Prefiero una notebook...

Un día me tenés que escribirme un mail contando si sos hincha de Central o de Ñuls, porqué tenés citas de Berger acá al lado, si la chica de la cámara sos vos, continuar con discusiones urbanísticas/semióticas que en su momento dejamos a mitad camino...

beso!

María dijo...

A mí me gustaría tener una notebook, aunque no se si me animaría a sacarla fuera de mi casa, suelo olvidarme las cosas en cualquier parte, debería colgármela jaja.
ops... cuántas preguntas... canaYa sin duda alguna, Berger porque he leido bastante sobre él, es crítico de arte, pintor, y trabaja mucho la cuestión de la mirada, por eso ( es John, no Peter el sociólogo que alguito he leido too). La foto soy yo, de principios de 2008, en pleno trabajo para mi tesis final. Y sí, continuemos las discusiones urbanísticas/ semióticas, es uno de mis temas. Saludit Martín

Grandruida dijo...

nada como el sonido de una tecla en una maquina de escribir, para mi no es onda retro, es volver a la verdad, es fabricar cada palabra, letra a letra, sumando antes de teclear, es bailar con su sonido construyendo la frase

María dijo...

Granduida: es muy lindo lo que decís...
acaso el giro retro del poema tenga que ver con ese volver a la verdad,a evocarla, a intentar traerla (desde un tiempo que fue) a la memoria. Gracias por pasar y decir algo sobre lo que escribí, ayuda mucho. saludos

Martín dijo...

Acá estoy, tuve que seguir mi olfato, sabía que te había preguntado algo en algún post Maria. A mi me encantaría la notebook, podría escribir sentado en el jardín, en una plaza, no se, sería esa libertad del movimiento maravillosa. Mmm, ¿el sociologo que vos decís no es Peter Burger?
Beso grande niña!!

María dijo...

Martín: supongo que sí lo de la notebook y la libertad de movimiento, aunque aún me gusta escribir en papelitos sueltos o en libretas pequeñas cuando no estoy en casa.
No, es Peter BERGER, referente de la fenomenología que aparece citado casi siempre una fija jaja en trabajos sociológicos junto a Luckmann. Toman trabajos de Schütz..bueno, duda aclarada o no jaja. saludos