XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

"POCHORMIGA"


Ficha técnica
Documental: 2004 - 30 min
Producción: Ma. Florencia Vallarella y Valeria Simich
Fotografía: Roberto Cribb
Edición: Nicolás Calvillo
Texto: Gustavo Martínez
Locución: Quique Pesoa
Animación digital: Gastón Soso, Carolina Górriz
Gráfica: Jorgelina Marenoni, AVI Producciones

El documental es el trabajo de tesis de Francisco Matiozzi para la Escuela Provincial de Cine y TV de Rosario. Narra la historia de Claudio Pocho Lepratti, un trabajador social que realizó un intenso trabajo comunitario dirigido a los niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad social en la ciudad de Rosario, y que fue asesinado por la Policía de Santa Fe durante la crisis de diciembre de 2001.
Pocho nació en Concepción del Uruguay (Entre Ríos) el 27 de febrero de 1969. Cursó la escuela primaria y secundaria en su ciudad natal. Entre 1983 y 1985 estudió Derecho en la UNL como alumno libre, y en 1986 ingresó como seminarista en el Instituto Salesiano de la localidad de Funes, unos 15 km al oeste de Rosario. En 1991 abandonó el seminario, fijando su domicilio primero en el barrio Empalme Graneros, un año después en el humilde barrio Ludueña, acercándose a colaborar en la tarea de contención social de los adolescentes del barrio, donde comenzó a participar activamente de las organizaciones de base, que durante más de veinte años promovió el padre Edgardo Montaldo. Participó y promovió la formación en más de veinte grupos de niños y jóvenes de las barriadas populares de Rosario. Siendo la primera agrupación La Vagancia. Participó en instancias de coordinación con otros grupos como la revista El Ángel de Lata, el movimiento Chicos del Pueblo, y con todas las comunidades eclesiales de base, como Poryajhú ("pobres" en guaraní), y el grupo Desde el Pie. Además participaba activamente como delegado de base de la ATE (Asociación Trabajadores del Estado) de Rosario y como congresal de la CTA - Rosario.

El miércoles 19 de diciembre, harto de que la policía dispare contra pibes y mujeres, se subió a la terraza de la escuela Nro. 756 del Barrio Las Flores, donde colaboraba con la preparación de la comida. Intentó parar la represión, pero un policía del móvil Nº 2270 del comando radioeléctrico disparó directamente contra el cuerpo de Pocho. La bala de plomo se alojó en la traquea y lo mató.

Link Video completo:



A siete años de las jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001

5 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Otro luchador por la justicia civil que da su vida a cambio de más injusticia. He tratado de ver el vídeo y sufre cortes contínuos. Lo intentaré después, me interesa mucho. UN fuerte abrazo en estos días María. Sé feliz, en definitiva como siempre jeje.

María dijo...

Hola Josef. Viste que en el video hay un trinagulito en el centro de la pantalla...marcalo para iniciar,automaticamente el otro triangulito de abajo se abre (II), entonces cliquealo a éste como que lo cerrás vuelve a aparecer como triangulito y dejá pasar un tiempo, así se carga y luego abris normalmente y se puede ver bien. espero se entienda esta explicación, a mí me pasó lo mismo y esa fue la solución. El video no es corto, dura 30 minutos, pero está muy muy bueno a mi parecer, como investigación visual, como producción, y aunque dolorosísima, es una forma de rendir un homenaje a Claudio, una forma de traer la memoria al presente. hay imágenes durísimas de lo que ocurrió esos días, hay poesía, y hay un mensaje que trasciende la mismísima muerte. Un cariño, y cuando tengas un tiempito, no te lo pierdas, María

María dijo...

perdón josef, escribí mal: vale : 'triangulito'

néstor dijo...

Me declaro inepto para intentar ver el video. Pero vale la entrada, María, claro que vale el recuerdo de este compañero, como es necesario el recuerdo de los casi 60 compañeros asesinados y los casi 200 heridos por las balas de un Estado represor y asesino.

Nuestros, que nunca fueron nuestros, medios de prensa se encargaron de mentir y confabular en contra de aquella rebelión popular, contaron otra historia. Pero las cifras son estas: casi 60 compañeros asesinados y 200 heridos. Y 19 semanas de marchas ininterrumpidas, los viernes por la nocha, a plaza de mayo. De las cuales el periodismo se habrá encargado de registrar no más de 3 o 4, manejando siempre la cámara para hacer creer que éramos cuatro o cinco gatos locos.

Bue, me fui a la mierda, pero tengo muy presente la saña represiva que sufrimos durante esas multitudinarias movilizaciones.
Un beso María.

María dijo...

Néstor: No, no te fuiste a la mierda, más aún por lo que leo participaste en las marchas, y te felicito por eso, por tu compromiso también con el cuerpo; buen tema para algún relato testimonial alguna vez, no?...

Con respecto al video la verdad me siento medio frustrada ya que ni vos ni josef parece que pudieron verlo a con mi casera explicación, yo cargandolo por un rato, en mi compu se puede y no se corta. Disculpas entonces a ambos por la limitación, aunque lo jugoso en verdad es el video, no tiene desperdicio. Será alguna vez, seguramente. Gracias por pasar, gracias por tu aporte a esta entrada. Un beso