XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

en el laguito del parque

Cuando tengo muchas cosas rodando en la cabeza y no sé, me ato el pelo a lo Amy Winehouse y salgo a caminar.
Por ahí paro ( me suelto), adonde encuentro el silencio...
A veces, pasa esto:

16.06.09, 17.45 pm

4 comentarios:

néstor dijo...

Bien por eso de a migarse con el silencio; momento ideal para percibir que pasan cosas alrededor.

Está bueno el temita (onda retro) que subiste.

un beso maría.

María dijo...

Néstor: "percibir que pasan cosas alrededor" y estar ahí, y qué hacer con eso, y tener que volver, pero no igual después de-, y qué se yo...mmm que me cuelgo.
el temita síiiiiii! que me dan ganas de agarrar un micrófono y cantar como así de fuerte y grave y bien.
Un beso, gra

peyote dijo...

Adoro las imágenes, los paseos; cercando otras vidas, bueno y el cabello, le da un toque maravilloso si me permites decírtelo.

Muchas gracias por caer en la colgadera, y ser la cuarta viajera; no obstante me veo forzado a dejarle los entretelones del post.


Saludos.

___[Punto Aparte]___________
Un día compaginas todas las palabras de tu reverencia;
¿a dónde?; inquiere una sombra,
señalas una estrella, pensando en una rosa.
La campana se burla, no hay cabida para tanta arrogancia.

– ¿Doblaste los bolsillos,
ajustando cada tornillo, cuatro e incluso otros brillos?

“Yo no quiero ser un árbol, sino su significado”
Orhan Pamuk.

[Siguiendo el caos producido por las de una mariposa]

Es difícil empezar, no es fácil seguir. Es un asunto de arte menospreciar y apreciar, reducir y conducir, luego aparentar vivir. Otro momento menos; ¿dónde apuntamos lo real, lo verdadero, el significado puro?; la verdad, no es un invento, no es un mito, es un paso bien recibido por la vida. Restringiendo la comedía, carcomida debajo de las venas.

Mariposa: Las veredas, con tragedia, sin ella, no importan, no importan, las palabras se pierden en la inmensidad del universo. No importan.

[… al grano]

Hace algún tiempo.- Una madrugada de Febrero desperté con un dolor irascible, iracundo y diría más: macanudo dolor; llegué a pensar en todo menos en soportarlo, tomando el morral, las vestimentas, los lentes, la chaqueta y mi buena madre. Luego de las pantomimas burócratas bien prestadas de nuestra Bolivianidad, finalmente en una clínica, recordé una pequeña dolencia que llevaba tiempo creciendo (¡La estupidez, la estupidez!); un tumor en el testículo derecho. Operado de emergencia. Bueno, un cáncer, no tan grave, ni modo Quimioterapia. 4 sesiones. Nada del otro mundo.

La verdad, tener menuda enfermedad, no era un asunto de pastillas y bueno, seguir. Quiero decir, que durante estos meses asumí una especie de “limpia” interna, despojarme del mal; el cáncer al parecer es una enfermedad muy íntima, lo es, sin duda.

[Aja… ¿y?]


El día 14 de Junio era la última etapa de este feo trance.
En fin. Siempre esperé que los días en el calendario, señalando días geniales; este año, embargado en muchos planes que resultaron en el drenaje. Sin embargo, necesitaba curar mi alma de dolor, de angustias, de falsas esperanzas, de misterios, de silencios, en fin… hacer algo dejarme asombrar; ¿no son las lagrimas, la mejor limpieza?. Quise ser cineasta, durante 11 años a sido mi meta. Empezar de nuevo, que importa, muerte, muerte a la opera prima. Hic. ¿Matarla?; si matemos al ego, asesinemos a ese cretino. Cojamos el teléfono, llamemos a los medios: “Hola, el 4 de Junio era cumpleaños, de Angelina Jolie, pienso regalarle 3 gatitos, ya que ella perdió su serpiente”. Burlas, humillación, muerte al ego; lagrimas puras, sanar. Cogí un taxi, los tres lindos gatitos, nacidos en esa cosa nostra de simbolismos un 19/4/09. Llegamos a la embajada Americana, uno de ellos saltó, se metió corriendo al tremendo Búnker. Lo sacaron con escolta.
¡Genialidad felina!; lagrimas, heridas cicatrizadas. Parte del ritual era publicar el post preparado en el Internet en frente de la embajada; dónde asesiné mi primer blog.

Luego, los gatos, yo; caminamos en las cenizas de un mundo extraño.

[Invitación]

Los textos de esta cura, limpia; están repartidos en dos blogs: la primera parte.- “4 vidas”. Y la segunda parte en el “viaje por la colgadera”; no son nada del otro mundo, pero son el vestigio de un día extraño. Perdona tanta cosa, no obstante; es algo que sólo se puede compartir con otro bloguer.

Agur.

María dijo...

Peyote: gracias por visitarme y por las explicaciones del post, me alegra que haya pasado el problema de salud y espero estés bien y recuperado.
No siempre lo que queremos son sale muy facilmente, pero vale la pena seguir intentando, no? Saludos y prontito vuelvo a leer.